La importancia de tener un presupuesto en la gestión de tus excedentes empresariales

La importancia de tener un presupuesto en la gestión de tus excedentes empresariales En la actualidad, muchas empresas se ven en una complicada situación financiera debido al desconocimiento y manejo no adecuado de sus excedentes empresariales. Estos excedentes, que son todos aquellos ingresos que se generan fuera de la base del presupuesto inicial establecido, pueden convertirse en un importante problema para las empresas si no se manejan de manera correcta. Por ello, en este artículo se abordará la importancia de tener un presupuesto en la gestión de tus excedentes empresariales.

¿Qué son los excedentes empresariales?

Los excedentes empresariales son los ingresos que se generan por encima de los establecidos en el presupuesto anual de la empresa. Es decir, son aquellos ingresos imprevistos que se generan por el desarrollo de la actividad empresarial, como por ejemplo: las ventas no esperadas, ingresos por intereses, la obtención de un contrato no planeado, entre otros.

¿Por qué es importante tener un presupuesto?

El presupuesto es una herramienta fundamental e imprescindible para cualquier empresa, con él se establecen los objetivos y metas que se quieren alcanzar a lo largo del periodo establecido. El presupuesto es la hoja de ruta que sirve para organizar y planificar adecuadamente la actividad empresarial. Este documento tiene como principal objetivo ordenar los recursos de la empresa, controlar los gastos y determinar cuál es el resultado esperado en términos de beneficios. Tener un presupuesto permite a la empresa prever cuánto dinero va a entrar y salir dentro del periodo definido. De esta forma, se puede obtener una visión global de los temas de gastos y así prever cómo afectará a la tesorería. También se puede determinar el margen económico y el beneficio neto, lo que puede servir como base para hacer estimaciones futuras.

¿Qué pasa si no tienes un presupuesto?

No tener un presupuesto es un escenario poco aconsejable y, en la mayoría de los casos, caótico para una empresa. Si no se tiene un control apropiado de los excedentes empresariales, se puede provocar una serie de consecuencias negativas, como el desorden en el manejo de los recursos empresariales y la mala planificación. Aunque sí es cierto que lo normal suele ser que, frente a estos ingresos impropios, las empresas suelen tener una actitud positiva y se dedican a reforzar su imagen corporativa, a invertir en nuevas áreas o a crear un fondo de reserva. Sin embargo, cuando estos excedentes no se manejan adecuadamente, y se cumplen ciertos requisitos, como un adecuado mantenimiento de los saldos bancarios, la compañía puede estar entregando directamente parte de ese beneficio a los acreedores de tal forma que la situación financiera de la empresa se debilita, lo que se traduce en deudas, los proveedores se retrasan en los pagos y todos los gastos y obligaciones adquiridos se convierten en un grave problema.

La importancia del presupuesto en el manejo de los excedentes empresariales

Contar con un presupuesto es una herramienta útil para el manejo adecuado de los excedentes empresariales. En primer instancia, es necesario definir los objetivos y las metas que se quieren alcanzar con estos recursos inesperados antes de tomar cualquier decisión. Es decir, antes de gastar alguno de los recursos excedentes, es necesario hacer una evaluación de los cambios que se pueden producir en el resto de la empresa. Una vez analizados los objetivos, es importante establecer una estrategia efectiva basada en el presupuesto, de tal manera que se puedan maximizar los beneficios y reducir el riesgo de pérdidas financieras. Es necesario que la empresa priorice los gastos y destine una parte de los ingresos excedentes a la creación de un fondo de reserva para emergencias financieras. Además, es importante que la empresa realice una correcta medición de las mejoras conseguidas a partir de la aplicación del excedente. De esta forma, se puede conocer el verdadero impacto de los cambios realizados, y aprovechar la información para mejorar la planificación y refinar el presupuesto anual.

Conclusión

En definitiva, el correcto manejo de los excedentes empresariales evita que la empresa se vea desordenada financieramente y siempre tenga en cuenta los imprevistos, ya que la correcta gestión de los recursos excedentes permitirá rentabilizar el negocio y mejorar su imagen corporativa. Por ello, el hecho de contar con un presupuesto es una herramienta básica y primordial para cualquier empresa, ya que es una forma de tener un control y seguimiento continuo de los ingresos y los gastos, además de permitir asegurar un adecuado manejo y gestión de los excedentes empresariales.